BACANAL: UNA COMEDIA ORGIÁSTICA

Se buscan bacantes para bacanal. Sí, han leído bien, “bacantes” con “b”, es decir, sacerdotisas organizadoras de una ceremonia desenfrenada donde la moderación brilla por su ausencia, sobre todo en lo que al sexo se refiere.

Este podría ser uno de los argumentos de Bacanal, la comedia escrita por Alejandro Feijóo y dirigida por Diego Bergier, en la que la sacerdotisa de nuestra era actual no es otra que una mujer de armas tomar que se está divorciando de su marido y necesita liquidez de forma urgente (Sonia García). Así, de la noche a la mañana se convierte en consultora para la organización de una orgía multitudinaria en una nave, idea de un lumbreras que lleva toda su vida detrás de negocios que no le dan ni para pagar un Cabify (Sergio Méndez).

Estos son dos de los personajes que forman parte del último montaje de la Compañía Estudio Teatro Madrid, pero el espléndido reparto se completa con cuatro más: un ginecólogo argentino en pleno proceso de divorcio (Diego Bergier), una hipocondríaca de libro (Juliana Sesmero), un empleado del mes de unos supermercados chinos donde él es el único trabajador (Jesús Bolaño) y su pareja, una joven obsesionada con su físico y a la que la insatisfacción vital parece querer engullirla a cada instante (Sandra Rex).

Con semejante madeja de personajes, la bacanal está asegurada, tanto como las risas, el ingenio y la reflexión, ya que las vidas de los seis protagonistas, aunque pueda parecer lo contrario, no difiere demasiado de las nuestras. ¿O quién no está en búsqueda activa de mejorar sus finanzas en un santiamén? ¿O tal vez la mala suerte nos ha llevado a aceptar con sumisión un trabajo absurdo al que nada nos retiene salvo la inercia?

Las historias, por lo tanto, que nos recuerdan al cine de Woody Allen y al anterior montaje de Feijóo, también llevado a escena por la misma compañía, Cómo ser Woody Allen, nos enganchan desde el primer minuto con su frescura, ritmo y, en ocasiones, disparate. Una sucesión de escenas donde los personajes se van cruzando y entremezclando y donde lo que estaba claro en un principio puede dar un giro de 180 grados, pues como reza uno de los mensajes de la obra, debemos estar abiertos a la sorpresa, y a vivir esas otras vidas que no vivimos.

Aviso a navegantes: sin ánimo de hacer spoiler, los fans de Pirandello y, más recientemente, La función por hacer, ganadora de siete Premios Max, encontrarán en este montaje un importante punto en común que a los espectadores que estos referentes no les digan nada, seguramente sorprenderá y mucho.

Consulta aquí las fechas de Bacanal en Estudio Teatro Madrid. Modalidad de pago: taquilla inversa.

María S. Robles