“Optometría violeta” o la necesidad de la mirada feminista

Montajes en el abismo regresa a los escenarios con una comedia sobre el machismo.

¿Recordáis la polémica surgida por el cartel de los carnavales de Terrassa a comienzos de 2018? Pues Optometría violeta, escrita por Jorge Jimeno y dirigida por Verónica Pérez, es el resultado de combinar realidad y ficción en una obra de gran actualidad.

El alcalde de Navaltortal, un pueblecito cuyos beneficios económicos proceden del vino, el aceite y el jamón, está a punto de sorprender a toda España con la presentación del cartel de las fiestas patronales, un cartel diseñado por un prestigioso y famosísimo artista. El alcalde no cabe en su dicha ante la posibilidad inminente de lanzar el nombre de su pueblo a lo más alto. Sin embargo, es incapaz de darse cuenta de que el cartel encierra “un aberrante caso de machismo y uso del cuerpo de la mujer”, algo que solamente podrá ver si se pone las gafas violetas de la concejala de cultura quien, además, resulta ser su ex pareja.

A partir de ahí el enredo y la discusión dialéctica entran en juego sin más dilación: ¿de verdad el cartel es discriminatorio, e incluso vejatorio con el sexo femenino? ¿O quizá es una exageración de la concejala, que ya no puede disociar su mirada feminista de cualquier broma o interpretación artística de la realidad? El espectador asiste a este juego de pimpón en el que ha de tomar partido necesariamente y, para su sorpresa, en ocasiones se encontrará asintiendo la brillantez discursiva de la concejala como comprendiendo el punto de vista del alcalde. Si el debate está servido, también lo está la empatía, uno de los grandes aciertos de esta obra que se aleja de toda doctrina o fanatismo.

Los personajes, interpretados por Jorge Jimeno y Ana de la Hoz, recuerdan a James Stewart y Katharine Hepburn en La fiera de mi niña o La costilla de Adán, maravillosos en un montaje atrevido que despierta la risa y la reflexión a partes iguales. Y es que, de nuevo, Montajes en el abismo no defrauda; después de Cumbre Mundial, continúa con su línea crítica promoviendo la necesidad de ponernos todos las inapelables gafas violetas que, por supuesto, no obedecen a una moda pasajera, como esta obra pone de manifiesto.

Próximas funciones: 27 de diciembre, 3, 10, 17 y 24 de enero y 6, 20 y 27 de febrero a las 20:00h en el Teatro Plot Point de Madrid (Calle de Ercilla, 29). Desde 12 €.

María S. Robles