Futuro 10.0

futuro 10.0El fin de semana pasado asistimos al estreno de la segunda temporada de “Futuro 10.0” en la Sala AZarte, una divertida comedia compuesta por varias piezas cortas que pintan el panorama de una sociedad futura algo alocada. Apenas da comienzo la función nos da la bienvenida Saraconor, una cyborg venida del siglo XXXIII para mostrar a los humanos del presente como será la vida dentro de unos cientos de años. Este personaje se convierte en la maestra de ceremonias que hilará todas las piezas.

Como buena comedia aborda temas universales, llevándolos al límite del futuro y provocando la carcajada en el presente; los diferentes tipos de familia, el sexo, las vacaciones o las entrevistas de trabajo son algunos de ellos. Olga IglesiasÁlvaro Tato y Fernando Polanco son los encargados de la dramaturgia de las piezas que conforman ‘Futuro 10.0’, resultando un tándem perfecto en la tarea de hacer reír a un público que asiste atónito a las posibilidades futuras que tendrán las relaciones. Su particular visión del sexo virtual provocan momentos surrealistas, sin olvidar que por mucho que pase el tiempo, la necesidad de sentirse amado está por encima de cualquier época. Merecen especial mención otros capítulos como los viajes en el tiempo a cargo de un atolondrado comandante y una avispada turista o el pasaje de un alumno algo melancólico y una profesora a la última que desprecia cualquier vestigio de una época anterior.

futuro 10.0Para dirigir este puzzle nadie mejor que Chos, sobradamente conocida en el off teatral por sus innumerables montajes y un sello muy personal. La directora coge la batuta con maestría, construyendo un espectáculo que funciona y encaja a la perfección dadas las dificultades que podrían surgir de la naturaleza misma de los textos. Consigue un ritmo ágil y una equilibrada energía que se mantiene de principio a fin.

Para dar vida a este ramillete de extravagantes personajes, se rodea de un impecable reparto. Roser Pujol despliega su abanico de registros metiéndose al público en el bolsillo con sus mil voces diferentes y su buen hacer gestual. Enrique Asenjo vuelve a hacer gala de tablas, aunque esta vez le vemos en un registro cómico, género que descubrimos le va como anillo al dedo. Lo mismo sucede con Javier Cabrera, otra de las sorpresas de esta propuesta, no os lo perdáis en su papel de padre maruja algo esquizo-protector. Geli Albadalejo está sencillamente perfecta, encantadora, cómica, entrañable y picarona.

“Futuro 10.0” es, en definitiva, una comedia sobre lo que podría llegar a ser nuestra sociedad en un hipotético y desternillante futuro, no carente de cierta crítica que ahonda en la necesidad de reflexionar sobre nuestras acciones cotidianas que tendrán consecuencias para futuras generaciones. Todo ello aderezado con música y originales coreografías que hacen más redonda la obra.

Puedes disfrutar de este montaje todos los sábados de noviembre a las 21:00h en el la Sala AZarte.

Anuncios