El diario de Adán y Eva

diarioTras una larga gira por toda la geografía española y a punto de finalizar funciones en el Teatro Bellas Artes, hemos podido disfrutar de este montaje que tanto nos apetecía ver. Una historia de amor y ternura donde la pareja protagonista lleva el peso de este clásico de Mark Twain.

El diario de Adán y Eva” es la historia de dos personas unidas a través del tiempo por un pasado común. Años 60, un exitoso programa de radio teatro con dos estrellas al frente triunfa cada tarde con su representación de la obra de Mark Twain. Años más tarde el actor que daba voz al personaje de Adán es entrevistado por una periodista en un programa de radio en el que se repasan sus años dorados. Este es el punto de partida de un montaje que, con continuos flashbacks, avanza y retrocede en el tiempo contando una historia de recuerdos, amor y melancolía que encadila al espectador.

Ana Milán y Fernando Guillén Cuervo son los encargados de llevar esta historia a buen puerto y vaya si lo consiguen. Ana, aunque sigue siendo una mujer de carácter, se aleja de esa imagen dura y altiva de otros personajes anteriores. En esta pieza se muestra tierna y divertida a partes iguales, a veces incluso frágil. Fernando, por su parte, demuestra que de casta le viene al galgo, creando un personaje lleno de matices con una pasmosa facilidad para cambiar de registro en cuestión de segundos.

El director Miguel Ángel Solá ha sabido sacar el máximo partido al texto a pesar del tiempo y llevar a escena esas emociones. Un viaje a un pasado en el que los programas no ofendían e intentaban acercar grandes clásicos del teatro universal a los oyentes. Sin duda un pellizco de reflexión que cuestiona cómo a veces la forzada modernización no está ligada necesariamente al concepto de evolución.

Puedes disfrutar de “El diario de Adán y Eva” de miércoles a domingo hasta el 15 de marzo en el Teatro Bellas Artes.

Anuncios