El regreso de Yohana Cobo

Yohana Cobo en "El hombre de el cuarto oscuro"

Yohana Cobo en “El hombre de el cuarto oscuro”. Imagen: Enrique Toribio

Su rostro se hizo conocido para el gran público en 2006, año en el que se estrenó la película “Volver“, de Pedro Almodóvar. Yohana Cobo interpretaba a Paula, la hija de Raimunda, a quien daba vida Penélope Cruz. Ese año, acompañó a la troupé de Almodóvar en su peregrinación por festivales, entregas de premios, etc.

Pero la carrera de esta actriz, que cuenta en su haber con un premio Cannes (junto al resto de actrices de “Volver”), empezó cuando tenía ocho años. Ha trabajado en más de quince películas, con directores como Carlos Saura o el ya mencionado Almodóvar, y participado en otras tantas series de televisión, entre las que destacaron “Hermanas” o “El último verano”.

Después de un tiempo sin aparecer por la escena española, tal y como ella misma reconoce, esta joven actriz da el salto al teatro alternativo con “El hombre del cuarto oscuro“, una obra de Paco Rodríguez que protagoniza junto a Jon Rod y el propio autor dirigida por Isidro Romero.. En esta historia se viste de los Ochenta y encarna a una joven actriz recién llegada a la capital en plena Movida Madrileña.

Nos colamos en uno de los últimos ensayos antes del estreno el próximo sábado cuatro de octubre (Sala Azarte). Yohana nos recibe nerviosa e ilusionada ante esta nueva aventura. Ha madurado y en el tú a tú es dulce y cercana. En sus ojos sigue intacta esa inocencia que encandiló al manchego más universal y al respetable.

¿Cómo es tu personaje en “El hombre del cuarto oscuro”?

Sofía es color, es luz, es locura, es mucho a la vez. Es una especie de Ronald (otro de los personajes), pero en femenino. Es una mujer llena de energía, de ganas, de vida. Una chica que conoce a El Portugués y esa relación poco a poco la va apagando.

Cartel de "El hombre del cuarto oscuro"

Cartel de “El hombre del cuarto oscuro”. Imagen: Enrique Toribio

¿Qué es lo que más te llamó la atención del texto?

El personaje de Sofía, me pareció un bombón. Para cualquier actriz es muy bonito poder hacerlo. Además, conforme iba leyéndolo me enamoré también del personaje de Ronald, era un “no parar” de reír.

¿Cómo ha sido trabajar el libreto de Paco Rodríguez, que además es compañero de reparto? ¿Qué destacarías de su forma de escribir?

Yo creo que la naturalidad con la que escribe, el texto tiene que ir muy rápido, muy picado. Lo que más me ha costado a la hora de diferenciar entre Paco y Ronald ha sido aguantarme la risa, porque Paco es graciosísimo y he tenido que hacer el ejercicio de que encima del escenario no me puede hacer gracia.

Tu personaje tiene una relación tormentosa con Hugo, e incluso hay alguna que otra escena violenta. ¿Ha sido difícil en ese aspecto?

No, para nada. Jon es un amor, es tan rico, tan bueno. Al principio me costaba mucho imaginármelo como Hugo, pero cuando ya le vi con la ropa, metido en el personaje y mirándome así de mal, dije ahora sí (ríe).

Te subes al teatro por primera vez ¿Por qué ahora es el momento?

Me lo propusieron y ¿por qué no?, no estaba haciendo otra cosa y me apetecía mucho probar. Tengo mucho miedo y estoy muy nerviosa, pero quiero probar ese subidón que te dicen todos los actores. Tengo ganas de sentir ese gusanillo que hace que tengas vicio por el teatro.

Yohana Cobo

Yohana Cobo

¿Has notado mucho cambio respecto al cine y la televisión?

A la hora de trabajar ha sido muy parecido, tienes un papel, unos compañeros y las indicaciones que te da el director. Lo que sí he notado son los nervios, la seguridad que te da una cámara no es igual, si te confudes vuelves a grabar y listo. En el teatro estás “en bragas”.

A lo largo de estos años, ¿te han ofrecido algún papel en teatro?

No, he hecho alguna prueba, pero ofrecerme como tal, esta es la primera vez que me dan la oportunidad de interpretar un papel “gordo”.

Has trabajado con artistas de la talla de Penélope Cruz, Blanca Portillo, Victoria Abril, Ángela Molina, etc. ¿Qué has aprendido de ellas?

De todas me he llevado un poquito. La oportunidad de trabajar con gente así es estupenda, y de todos se aprende muchísimo. No sabría decir algo concreto, es un todo, coger escuela.

¿Te han dado algún consejo para afrontar este debut en el teatro?

Con todos los que lo he comentado me han dicho sobre todo que lo disfrute, que en el momento antes de salir te vas a querer morir de los nervios, pero que no piense más que en disfrutar con mis compañeros.

Algunos te recordamos por  “Hermanas”, ¿cómo recuerdas tu paso por esta serie?

Fue una etapa preciosa, además había actrices como Pilar Bardem o Anabel Alonso. Lo pasé muy bien porque éramos siete niños, así que imaginaos las que se liaban. Todavía era niña, aunque no es que haya crecido mucho (ríe).  Recuerdo con mucho cariño los viajes en la furgoneta por la mañana, los siete juntos escuchando Eskape a todo volumen. Volviendo a la pregunta de antes, precisamente de Pilar Bardem aprendí que hay que tomarse tiempos de relajación y silencio, ella se quedaba calmada en el camerino, conservando la energía.

Yohana Cobo y Jon Rod en "El hombre del cuarto oscuro". Imagen: Enrique Toribio

Yohana Cobo y Jon Rod en “El hombre del cuarto oscuro”. Imagen: Enrique Toribio

¿Cómo ves la profesión en nuestro país?

Mal. Yo antes de esto llevaba un tiempo parada, entonces desde mi punto de vista la veo fatal. Creo que se necesitan más producciones e intentar moverlo mucho más. Necesita mucho más apoyo, el IVA que lo bajen, no se puede permitir. Muchas más ayudas.

¿Cómo viviste el boom de “Volver”?

Impresionante. Yo ya había hecho más papeles en otras películas, pero ninguno con la repercusión que tuvo esa peli. La verdad es que desde que empezó el casting yo pensaba que aquello era un sueño, no me lo creía. Imaginaos, estrenos, festivales, sesiones de fotos en todas las revistas. Me sentí muy apoyada por Pedro y mis compañeras, ir a cualquier sitio con la productora “El Deseo” era una gozada.

¿Cuáles son tus retos como actriz?

Ahora mismo superar el estreno del sábado y ser capaz de volver el domingo (ríe). Espero además poder seguir haciendo cine, teatro, lo que sea.

Ésta última pregunta es para que le digas a nuestros lectores lo que quieras.

¡Por favor venid a vernos el sábado 4 en “El hombre del cuarto oscuro”!

 

El hombre del cuarto oscuro“, a partir del 4 de octubre en la Sala Azarte, los sábados y los domingos a las 21h.

Anuncios