Amores minúsculos

amoresAmores Minúsculos” es la adaptación al teatro del cómic de Alfonso Casas, uno de los ilustradores con más proyección de su generación. Una comedia romántica urbana sobre el amor efímero; esas historias de amor que son pasajeras pero marcan nuestra vida.

Detrás de esta propuesta están Los Zurdos, un joven equipo creativo formado por Iñaki Nieto, Edu Díaz y Diego Rebollo que han puesto en pie su primer proyecto teatral. Eligieron esta historia ya que después de leer el cómic querían trasladar al teatro la personalidad y atmósfera original de la narración para que el público viviera de primera mano esas sensaciones. Os podemos asegurar que lo han conseguido con creces.

Para ello han cuidado hasta el último detalle del montaje. Lo primero ha sido crear dos repartos a los que han denominado como Delirio (Elena Alférez, José Asunción, Álvaro Cea, Álvaro Puertas, Ramón San Román, Mariona Tena) y Frenesí (Celia Arias, Guillermo Barrientos, Pablo Castañón, Héctor González, Miriam Juanes, Javier Martínez). Se han mimado aspectos como la escenografía, elaborada por Elvira Ruiz, que apuesta por una puesta en escena cercana y contemporánea. Juan Hernando ha creado una banda sonora que sirve como hilo conductor entre las historias y los personajes. Destacan además otros aspectos como el vestuario que dan una visión urbana y actual que impregna de identidad propia a esta historia.

La obra cuenta la historia de Jaime, un aspirante a novelista que vive esperando a que le pase algo. Un algo que llegará en forma de Eva, una de esas chicas especiales que sólo se encuentran una vez en la vida y de las que nunca sabes si desaparecen con la misma facilidad con la que aparecieron. Pero también es la historia de Nacho, quién se pasa las tardes dibujando en una plaza a los que caminan por ahí; especialmente a David, un chico por el que se siente atraído aunque no sepa nada de él. Y también es la historia de Laura, una contable que tiene una cita con Carlos que es cantante, actor y dj y del que pretende descubrir que hay debajo de todo eso.

El montaje aborda temas con los que podemos sentirnos identificados, resultando una historia cercana, actual y divertida. Los personajes van presentándose uno a uno durante la función para que conozcamos de primera mano sus temores y sueños. Aspectos como el miedo a enamorarse, no controlar los sentimientos, la búsqueda de la personalidad comparten hueco con la tristeza y alegría que invade el escenario según avanza la historia. La obra es como un puzzle que encaja a la perfección y en la que los chicos van quitándose capas para mostrar unos personajes que terminan por enamorarnos con historias fundamentalmente tiernas.

Respecto a la interpretación, puede decirse que han formado un equipo perfecto, que sobre todo transmite fuerza y energía.  Así que ya sabéis, no podéis perderos “Amores minúsculos” en Nave 73 los viernes y sábados de septiembre y octubre a las 22:30h.

 

Anuncios