Fran Calvo: “Fidelizar al público y cuidar la programación son aspectos básicos para crecer”

Fran Calvo

Fran Calvo

Teníamos muchas ganas de tenerlo en Mi Butaquita y por fín hemos podido hablar sobre teatro con Fran Calvo, al que algunos ya conoceréis. Este actor madrileño al que últimamente hemos podido ver en varios montajes de gran éxito de público y crítica como “Tape” o “Constelaciones” se sienta con nosotros y nos habla de su nueva obra “El feo”, su labor en la sala La Trastienda y otros aspectos como el teatro off, el Fringe y algunas primicias que nos adelanta.

Actualmente podemos verte con “El feo” en el Teatro Lara. ¿Cuál es tu papel y qué va a encontrar el espectador?

Hago dos personajes, el jefe de Lette, el protagonista de la obra; y un cirujano digamos que “muy particular”.
Los espectadores se encontrarán con una obra muy ágil y divertida, un vodevil alemán muy gamberro que ha triunfado en media Europa y que, en nuestra versión, toma por completo el hall del Teatro Lara para envolver al público con su ritmo delirante y arrancar (esperemos) muchas risas.

Puedo deciros además que, pese a que estaba previsto que finalizásemos las funciones el 26 de Agosto, se van a añadir nuevas fechas a partir del 30 de Septiembre por lo que la gente que se ha quedado sin entradas para verla este verano, tendrá opción de hacerlo en la nueva temporada, también en el Teatro Lara. Estamos muy felices por ello.

La obra es una crítica al excesivo culto a la belleza. ¿Crees que vivimos en una sociedad que cada vez se preocupa más por su físico que por cultivar el interior?

Creo que vivimos en una sociedad donde cada vez hay mas urgencia y menos paciencia, y se busca la inmediatez de los resultados, a nivel general. La obra nos muestra, en un tono cómico, qué pasaría si en un futuro fuéramos todos iguales externamente, dónde queda la formación y la experiencia de las personas a la hora de optar a un trabajo.

“El feo” se estrenó en el Fringe del 2013, un festival que se caracteriza por programar montajes arriesgados. ¿Piensas que hay obras que necesitan de este tipo de festivales ya que no encuentran su espacio en salas comerciales?

Todo festival o certamen de apoyo y difusión del teatro es bienvenido. El festival Fringe Madrid es una excelente plataforma, no solo para crear y presentar nuevos espectáculos que no tienen un marcado corte comercial, sino además para que compañías internacionales puedan actuar en la ciudad y puedan darse a conocer al público local. Eventos como este enriquecen la oferta de artes escénicas, sin lugar a dudas.
Además, el Fringe sirve también de escaparate y permite que las salas de la ciudad vean y puedan interesarse en programar posteriormente espectáculos que han sido estrenados en el propio festival, como nos sucedió a nosotros con “El feo”.

la trastiendaJunto con tu socio te lanzaste a la aventura de abrir tu propia sala de teatro, “La Tratienda”. ¿Cómo surgió el proyecto? ¿Qué criterios o por que apostáis a la hora de programar?

Surgió como necesidad para tener un espacio donde testar y mostrar nuestros trabajos, un espacio para entrenar y que sirviera además de intercambio artístico con otros compañeros. A partir de ahí estrenamos y produjimos “Las niñas no deberían jugar al fútbol”, de Marta Buchaca (que a partir del 13 de Octubre estará en los Teatros del Canal, lo que nos hace muy felices porque completa el circulo y da sentido a un espacio de investigación y creación teatral modesto pero muy activo como es La Trastienda. Ojalá muchos mas proyectos que nacen en La Trastienda den el salto a teatros de mayor aforo en un futuro.

Nuestra programación la completan proyectos de compañías con textos generalmente de autores contemporáneos y que aprovechan un espacio teatral no convencional como el nuestro para darle unas señas de identidad únicas a sus propuestas.

En Madrid ha habido un boom de nuevas salas, ¿crees que hay público para tanta oferta alternativa?

Madrid es un gran mercado, con una amplia cultura de ocio, aunque no tan desarrollada en el ámbito teatral como en otras ciudades europeas. En el fondo, el público que asiste al menos una vez al año a un espectáculo en una sala alternativa es aún un porcentaje ínfimo del total de la población asi que, sacando una lectura positiva de esto, podemos decir que queda aún mucho por hacer.
Por parte de las salas considero que fidelizar al público y cuidar la programación son aspectos básicos para crecer.

¿Está el espectador abandonando los grandes teatros para conocer un teatro off que hasta ahora era desconocido?

No, ojala no. Creo que ambos circuitos son perfectamente complementarios. Es cierto que el off, o circuito de salas alternativas, está teniendo un auge tremendo en Madrid. Probablemente el mayor de la historia. Y que se pueden ver obras de enorme calidad artística y con los actores a pocos metros del espectador. Creo que este es uno de los atractivos de nuestro circuito off, la calidad de las propuestas y que el público cada vez valora más la proximidad de los actores y las historias que se cuentan.

La Trastienda ha servido para mostrar grandes textos desconocidos que se están convirtiendo en éxitos del off como “Cómo si pasara un tren” o “Las niñas no deberían jugar al futbol”. ¿Pretendéis ser una cantera para descubrir nuevos talentos que luego tengan vida en otros espacios?

Aspiramos a seguir trabajando duro día a día para seguir creando y mostrando nuestro trabajo y el de compañeros que pasen por La Trastienda allá donde podamos. Que sea un éxito o no, lo dejamos a juicio del público, pero sin duda, que se fijen en nuestra programación teatros como Teatros del Canal o el Teatro Lara, nos llena de orgullo.

constelacionesProtagonizaste junto a Inma Cuevas uno de los últimos éxitos del teatro inglés “Constelaciones” en Kubik Fabrik. ¿Cómo recuerdas la obra y tu trabajo en ella?

Tengo el recuerdo muy presente porque solo han pasado un par de meses desde la última función en la Sala Kubik y, sin duda, está siendo uno de los trabajos más bonitos de toda mi carrera. Un equipo humano inmejorable, un texto demoledor y, por suerte, muy buenas críticas y funciones a rebosar de público.

Aprovecho para deciros en primicia que volvemos con “Constelaciones” este otoño. Tenemos una pequeña gira por varios teatros en el norte de España hasta finales de diciembre y esperamos que se avancen las negociaciones para volver a Madrid a principios de 2015. En la web de la productora se irán anunciando todas las fechas: http://www.kendosanproducciones.es

También pudimos verte en “Tape” un excelente montaje que pasó por Kubik, saltó a La Pensión de las Pulgas y llegó hasta el escenario principal del Lara. ¿Cuál es el éxito de la función?

Muchas gracias. Así es, una obra que nació en el circuito alternativo, en la sala Kubik Fabrik en octubre 2013 y que siete meses después llegó a estar programada en la sala principal del Teatro Lara. Recuerdo además con especial cariño unas 15-17 funciones que hicimos en La pensión de las pulgas antes de llegar al Lara, y que fueron una experiencia redonda tanto para el público como para nosotros, porque el espacio nos hacía adentrarnos con una intimidad y una realidad absoluta en las entrañas de la obra, localizada en un motel de carretera en Estados Unidos.
¿El éxito de la función? Su recorrido, sin duda, además de un texto sobrio con tintes de thriller psicológico, que tuvo su propia película en Hollywood dirigida por Richard Linklater, y un duro trabajo de una productora pequeña para sacarlo adelante.

Para terminar nos gustaría que nos adelantaras la programación que vamos a encontrar en La Trastienda la próxima temporada.

Iniciaremos la nueva temporada el 12 de Septiembre reponiendo el capítulo 1 de “La casa de huéspedes”, una obra de teatro por capítulos de la compañía Teatro En Serie.
Y las novedades llegarán la primera semana de Octubre con el estreno del capítulo 2 de esta misma obra, escrita por Luis López de Arriba y con Roberto Cerdá como director invitado, todo un lujo; y también el estreno del nuevo trabajo de Iñigo Guardamino, “Castigo Ejemplar Yeah”, con un reparto formado por Rodrigo Sáenz de Heredia y Natalia Díaz, y producida por La Caja Negra Teatro.

Anuncios