Regresa “Pequeños dramas sobre arena azul”

Cartel de "Pequeños dramas sobre arena azul"

Cartel de “Pequeños dramas sobre arena azul”

Regresa a La casa de la Portera este jueves 26 de junio esta fantástica obra escrita y dirigida por Abel Zamora que desembarcó en Madrid con este proyecto que tan excelente acogida de crítica y público ha tenido. Por ello queremos recuperar la crítica que hicimos en su momento y recomendaros este montaje que no deberíais perderos.

“Pequeños dramas sobre arena azul” es un cuento sobre animales domésticos. Con esta frase resumía Abel Zamora, autor, director y también actor, esta historia en la entrevista que le hicimos hace unas semanas. Después de haberla visto, no podemos si no suscribir sus palabras, pues “Pequeños dramas…” es un compendio de conflictos animales contados como una pequeña fábula desde un prisma humano, es decir, aportando la carga sentimental que otorga el raciocinio.

Dicho esto, pronto descubrimos que los personajes de esta historia son mascotas, por supuesto vestidas como tal, y su despiadada dueña (Mentxu Romero). Una gata recién parida (Marta Belenguer), otro que sueña con ver la luna (David Matarín) y un perro tonto y entregado (Abel Zamora) son los animales domésticos que conviven en esta casa, y que de cuando en cuando reciben las visitas de una paloma enganchada a las migas de pan (Nuria Herrero) y un seductor gato callejero (Raúl Prieto).

Zamora firma un texto fundamentalmente tierno que va más allá de ser una surrealista historia (que también lo es), para adentrarse en reflexiones de más calado. Así, a través de la mirada de estos compañeros del hombre, se van desgranando en tono de comedia una lista de dramas cotidianos como la búsqueda de la libertad, el sometimiento, la soledad o la crueldad del ser humano, que se cree merecedor de una superioridad no elegida.  Pero lo duro, lo amargo, y quizá sea aquí donde radica lo original de la idea, es que son tristes historias perfectamente extrapolables al ser humano, enseñándonos que la vida está compuesta por las dos caras de la moneda, y muchas veces ésta cae por el lado equivocado.

Pero no es la intención que el que lea esta crítica se lleve a engaño y piense que el drama está servido, pues “Pequeños dramas sobre arena azul” es genuinamente divertida. A lo largo de más de hora y cuarto el respetable no deja de reír con los hilarantes diálogos de los personajes. La obra se caracteriza por una narración ágil y fresca, y sobre todo muy actual, con múltiples referencias al mundo de la televisión y las nuevas tecnologías como la aplicación de “Mujeres y hombres y viceversa”, adoptauntio.es o la canción de una serie adolescente (ni me escondo ni me atrevo…).

Raúl Prieto y Nuria Herrero ensayando

Raúl Prieto y Nuria Herrero ensayando

A sabiendas de lo manido del concepto, voy a usar la metáfora del engranaje de un motor para referirme al reparto, y es que si algo bueno tiene escribir para tu propio medio es que puedes poner lo que te venga en gana. Como decía, el engranaje está perfectamente engrasado, pues el trabajo de estos seis actores es impecable, consiguiendo una armonía en la que no desentona ninguna nota (segunda metáfora, esta obra me inspira).

El buen hacer de Marta Belenguer se palpa en el personaje menos cómico de la historia, quizá el más frágil, quizá el más fuerte, pero sí el que menos lugar da al chiste y más a la sensibilidad. David Matarín desprende ternura e inocencia, el público rápido empatiza con sus ansias de ver mundo, de arrancarse el collar. Raúl Prieto borda un personaje que desequilibra a los demás, un canalla seductor que enamora con su voz. Abel Zamora,por su parte, hace que sus ojos se vuelvan los de un triste perro bonachón con solo mirarle. Mentxu Romero también está divertidísma en el papel de la odiosa y loca de la dueña, hasta sus andares son insoportables. Y por último, destaca el trabajo de Nuria Herrero, con la que el espectador no puede dejar de reír. A un personaje que ayuda mucho, se suma la increíble facilidad que tiene la actriz para la comedia. Gran descubrimiento el de esta joven.

Pequeños dramas sobre arena azul” es, en definitiva, una mirada triste que va entrando a base del engaño de la comedia, y con unos personajes de los que resulta fácil enamorarse. Los que tengan mascota no podrán si no abrazarla al llegar a casa, ya me diréis.

Podeis disfrutar de esta obra en  La casa de la portera desde el 26 de junio y los jueves y viernes de julio a las 20h y a las 22h hasta el 11 de julio.

Teléfono de reservas 649397571 (de 11h a 14h y de 17h a 20h)

Anuncios