Regresa “MBIG” a La Pensión de las Pulgas

Imagen de La  Bella Chelito

Imagen de La Bella Chelito

Regresa “MBIG” a La pensión de las Pulgas tras su éxito de crítica y público la anterior temporada y por ello recuperamos la reseña que hicimos de ella y os recomendamos no perderos este éxito del teatro off. Además, si aún no conocéis La Pensión descubriréis un nuevo espacio escénico que transformará vuestra manera de disfrutar del teatro.

Hace ya casi un siglo, en el número 48 de la madrileña calle Huertas, vivía Consuelo Portella, primera mujer de negocios del panorama teatral español,  cantante, artista de variedades, impulsora de la rumba en nuestro país y dueña del Teatro Chantecler: hablamos de LA BELLA CHELITO.

En la que fuera su casa, en ese número 48 de Huertas, se encuentra “La pensión de las pulgas“, haciendo honor al cuplé de “La pulga”, el cual hizo popular la dueña de este piso.  Un espacio escénico que abrieron José Martret y Alberto Puraenvidia como prolongación de la exitosa sala “La casa de la portera“.

Aunque diferente a su hermana mayor, esta casa mantiene el concepto de experiencia teatral, ese cambio del espectador pasivo por un espectador vivo, que fluye con el espacio y con la obra, y que no deja de admirar a ambas en su interacción. Con esta premisa, el espacio cuenta con una sala más que La casa de la portera y con mayores dimensiones. Tres estancias más amplias decoradas con mimo por Alberto Puraenvidia que nos trasladan a los años cincuenta y sesenta, con maravillosos papeles pintados, espejos y suelos que parecían olvidados.

En La pensión de las pulgas, José Martret ha adaptado y versionado “Macbeth”, el clásico de Shakespeare. Para la ocasión, y en perfecta armonía con la casa, ha situado la historia del tirano en el mundo empresarial de la década de los cincuenta. Así, Macbeth International Group, es la empresa que sirve de fortaleza en esta historia de poder, ambición y negocios turbios a la que han rebautizado como “MBIG“.

Francisco Boira en un cartel de "MBIG"

Francisco Boira en un cartel de “MBIG”

Pero no queremos que os llevéis a engaño, la esencia del texto original está intacta, sobre todo en lo referente a los personajes, pues el rey Duncan sigue siendo rey, Macbeth sigue heredando títulos y Banquo sigue atormentándole. La integración de la tragedia en el mundo empresarial no es para nada fácil ni obvia, y es aquí donde Martret hace que el público dé una vuelta a esos grandes conflictos que abordó Shakespeare allá por el 1600 y que amargamente son inherentes al ser humano.

Además de la brillante escenografía de Puraenvidia, sirve de enlace entre los dos mundos el personaje de Camelia, al que da vida Inma Cuevas, que va desgranando teorías empresariales entre sala y sala, entre beneficios y ganancias, éxitos, y sobre todo, fracasos. He aquí uno de los grandes aciertos de esta adaptación, y es que la creación de este personaje no solo funciona de puente entre el mundo de las grandes empresas y la Escocia del siglo XI, si no que hace las veces de catalizador sobre el que recae la culpa, las traiciones, la desdicha de sus señores. Brillante, como siempre, es el trabajo de Inma Cuevas, que desgrana matices y saber casi como si ella misma fuera Camelia. Pocas veces uno tiene el privilegio de ver tanta verdad concentrada en una actriz.

Siguiendo en el terreno interpretativo, “MBIG” cuenta con un reparto soberbio al que podríamos dedicar varias críticas con halagos a su buen hacer. Destacan Francisco Boira en el papel protagonista, con una de esas actuaciones que camina entre lo comedido y el exceso, justo en los momentos que requieren de cada atributo. Boira consigue un Macbeth algo más humano, que junto al trabajo de dirección, explora más los fantasmas que lo atormentan. Por su parte, brilla con luz propia Rocío Muñoz-Cobo dando vida a Lady Macbeth, pareciendo incluso que veamos a Elisabeth Taylor interpretar a la pérfida esposa. No es para menos, pues esta actriz rebosa pasión y otorga a su personaje de un halo visceral, perfecta conciencia y malicia de su partenaire.

El reparto de "MBIG"

El reparto de “MBIG”

Aderezan el cóctel el par de brujas interpretadas por Rocío Calvo y Maribel Luis, con cuyos personajes llegan los momentos del clímax en lo que a efectos de iluminación y escenografía se refiere. Perfectos estos pequeños detalles que a golpe de humo y foco hacen que el respetable no olvide que está viendo teatro.

“MBIG” está destinada a ser uno de los éxitos de la cartelera madrileña, pues es, en resumidas cuentas, una gran historia, con un texto deliciosamente elaborado por Martret, una escenografía que recuerda a Mad Men y a Hithcock, y un reparto sensacional.

Los jueves y viernes a las 20:30h., sábados a las 18h. y domingos a las 13h. en La Pensión de las Pulgas.

Teléfono de Reservas: 638752812 (de 11h a 14h y de 17h a 20h).

Anuncios