“La Toñi Unplugged”, una diva de las de antes

Cartel de "La Toñi Unplugged"

Cartel de “La Toñi Unplugged”

Nos llama especialemente la atención cómo cada día más el teatro toma recursos del lenguaje televisivo o audiovisual; o quizá sea el primero pionero y este fenómeno se de a la inversa. Nos referimos, en este caso, a un término muy en alza en los últimos tiempos, sobre todo en las series norteamericanas: el spin-off. Aunque sabemos que todos conocéis este anglicismo, viene a ser un proyecto que nace de otro, ya sea un acontecimiento, un lugar, o como el caso que nos ocupa, un personaje.

Este es el concepto de “La Toñi Unplugged“, un espectáculo que nace a partir del personaje de La Gran Babilonia (Toñi para los amigos), una de las protagonistas de “Elepé” de Carlos Be. Su descaro, sus deslenguadas formas, su sentido del humor, y sobre todo sus interesantes vivencias personales ya hacían presagiar que esta arrolladora artista era merecedora no de un spin-off, sino de varios. Aunque este unplugged no necesita que hayan visto antes “Elepé” sí que la recomendamos fervientemente, podéis leer la crítica que en su día hicimos aquí.

Acudir a disfrutar de “La Toñi Unplugged” es vivir toda una experiencia escénica desde el momento en el que uno entra a Selectos Puraenvidia, la tienda y taller que Alberto Puraenvidia abre a un reducido público para el deleite de espectáculos de una manera casi clandestina. Como si se tratase de una reunión de amigos en la que reír y llorar. Además de estas razones, esta propuesta resulta atractiva por su naturaleza misma, y es que no podemos clasificarla como una obra de teatro al uso, tampoco como un concierto, igual un monólogo musical. Quizá tenga algo de cabaret, de vodebil, de show de bares cañí, quizá no sea nada de eso, o a lo mejor lo es todo a la vez.

Fran Arráez, además de la interpretación, se encarga de la dramaturgia de este espectáculo que combina grandes canciones de épocas pasadas con los mejores momentos, narrados en primera persona, de la polifacética Toñi. Con un mordaz y ácido sentido del humor va desgranando la intensa y emocionante vida a la que se ha enfrentado con más corazón que cabeza. La Gran Babilonia habla con el corazón sobre sus peripecias en el mundo del “artisteo”, sobre los hombres, la amistad, y el amor, sobre todo el desamor.

La Toñi y Massiel, quien fue a verla a una de las funciones

La Toñi y Massiel, quien fue a verla a una de las funciones

Y es que si hay un leitmotive que atraviesa esta historia es el amor, historias descarnadas de un personaje al que las cosas no le han ido demasiado bien en estos derroteros. Y como hemos dicho lo hace mediante una narración muy ágil y tremendamente divertida, consiguiendo, como comentaba Miguel P. Valiente, que el público riera “a mandíbula batiente”. El trabajo de Arráez a la interpretación es brutal, está entrañable, soberbio, y sus carismáticos ojos, esos del cartel, muestran fragilidad, dureza, melancolía, fueza.

Todo ello aderezado con canciones de Massiel, Rocío Jurado o Amaya de Mocedades. Un recorrido musical que supone un viaje a un pasado glorioso con estos temas que el que escribe admite no haber escuchado nunca, salvo algún hit muy reconocible. Gracias doblemente a La Toñi por descubrirme canciones que partir de aquel viernes no puedo dejar de escuchar. Acompaña su carismática voz la maestría al piano de Mirko Jumilla y alguna que otra visita más que especial.

“La Toñi Unplugged” es, en resumidas cuentas, un íntimo tú a tú musical, una ocasión única para empaparse de las confidencias y secretos de una diva de las de antes. Un oasis de ternura y algunos sinsabores en el que el tiempo y el espacio son indeterminados. Estamos seguros de que a La Gran Babilonia le saldrán seguidores de debajo de las piedras. ¡Nosotros ya nos declaramos muy fans!

“La Toñi Unplugged” es una producción de The Zombie Company y La Casa de la Portera. Puede verse los viernes a las 21h en Selectos Puraenvidia. Teléfono de reservas: 649 397 571 ( de 11 a 14 y de 17 a 20 h – también atienden SMS y WhatsApps).

Anuncios