Román Reyes: “Píntame” es un viaje precioso de aprendizaje

Román Reyes. Imagen: Sergio Lardiez

Román Reyes. Imagen: Sergio Lardiez

Actor, director de cortometrajes, videoartista y ahora debuta en la dirección escénica en teatro; es Román Reyes.

Un joven que poco a poco, y a base de esfuerzo y buen hacer, se va haciendo un hueco en el difícil mundo de las artes. Y decimos artes como concepto amplio y global a conciencia, y es que como hemos dicho, este madrileño no abarca un solo ámbito artístico y tiene ansias por explorar otros campos. Es lo que se denomina un artista multidisciplinar.

Y precisamente sobre el arte y otras cuestiones versa el último proyecto en el que anda metido, la obra de teatro “Píntame“, un proyecto en el que se ha creado una simbiosis de talentos en su proceso de creación. Román se encarga, como apuntábamos, de la dirección escénica, mientras que el fotógrafo Sergio Lardiez se pone al frente de la dirección artística. Ambos unen sinergias con David Ramiro Rueda, autor de la obra.

“Píntame”, protagonizada por Iker Azkoitia, Adriana Salvo y Javier Server, cuenta la historia de dos amigos a los que les cambia la vida cuando conocen a una chica que sueña con dedicarse a la pintura.

Pero dejemos que sea Román Reyes quien nos cuente más sobre esta propuesta escénica mientras hacemos un repaso de su carrera profesional.

¿Qué va a encontrar el público que vaya a ver “Píntame”?

Las pinceladas de un autor con sensibilidad y con ganas de que el público disfrute en tiempos de crisis. Los colores de una obra auténtica pero humilde. Las gamas de unos actores intentando respirar el momento a momento en escena. El lienzo de una nueva sala alternativa que apuesta porque quiere llenar de magia la zona madrileña de La Latina.

Román Reyes. Imagen: Andrea Compton

Román Reyes. Imagen: Andrea Compton

Te pones al frente de la dirección escénica de un proyecto teatral por primera vez. ¿Cómo estás viviendo la experiencia?

Sobre todo como un viaje precioso de aprendizaje con grandes profesionales y amigos. Donde sigo creciendo como actor aunque esté al otro lado. Donde sigo creciendo como autor aunque el texto no sea mío. Pero sobre todo donde crezco como persona, donde me conozco a mí mismo un poco mejor con las dificultades de los demás. Una “comunión” de objetivos y emociones donde nos sumergimos en tardes de risas, deseos, pelos de punta, sensaciones, pensamientos e investigación y laboratorio para aprender de los obstáculos… y de nosotros mismos. Creciendo.

¿Encuentras muchas diferencias respecto al mundo audiovisual en el que has trabajado más hasta ahora?

El viaje no tiene nada que ver en tanto en cuanto dispones de más tiempo para proponer viajes profundos que, por la idiosincrasia del mundo audiovisual, no pueden ser llevados a cabo (con la excepción del proceso de ciertos largometrajes).

¿Qué te atrajo del texto de David Ramiro Rueda para embarcarte en “Píntame”?

La profundidad que se puede dar a los tres personajes. La verdad que persigue la obra. Lo humano y pequeño del proyecto que lo hace así de grande.
La misma esencia de David es tan limpia y bella que merecía la pena embarcarse en un proyecto con tan buen propósito. Si a eso le unimos que Sergio Lardiez está en el equipo es como invertir horas “para uno mismo”. Porque los momentos junto a “tu tribu”, gente artista y soñadora son claves para ser feliz. Y en esta obra todos los personajes sueñan. Distinto, pero sueñan. Y pintan sus sueños intentando traer el pigmento de éstos al presente.

Román Reyes. Imagen: Andrea Compton

Román Reyes. Imagen: Andrea Compton

David es el director y autor, Sergio Lardiez el director artístico y tú el director escénico. ¿Cómo ha sido este trabajo en equipo? ¿En qué podrá advertirse esta conjunción de talentos?

Creo que esto es bastante innovador. Cada uno aporta una visión distinta y necesaria. David es el autor y viene de la novela. Podría escribirte un libro en detalle estilo “spin off” de cada personaje. Es un hombre soñador que puede llenar de detalles a la emoción. Sergio, como fotógrafo que es, tiene una sensibilidad extrema por la luz y la belleza (que comparto en simbiosis). De esta manera él advierte de forma intuitiva la verdad mediante la luz que irradia. Dicho así suena un poco trascendental pero en acción es totalmente delatador y más simple (siempre desde fuera). Y yo, por último, doy las palabras técnicas y propuestas directas que creo que necesita cada escena y cada actor para poder explorar el mejor Gonzalo, Diego y Elena de Javier Server, Iker Azkoitia y Adriana Salvo, respectivamente. Todo primando que disfruten en escena. La base del teatro (en francés “jouer”).

Aparte de todo ello hacemos una conjunción perfecta ya que los egos no existen y todos podemos opinar sobre el trabajo de todos. No existen los egos, sólo el propósito de sacar lo mejor posible esta primera obra teatral de David. Hay mucha humanidad y libertad, como en pocos proyectos he visto. Y eso hace que el proceso merezca la pena y sea precioso.

Estáis 9 únicas funciones en la Sala NADA, ¿tenéis intención de girar por otras ciudades después?

Primero queremos pintar la Sala NADA y ver cómo seca la pintura y cómo cambia el color con las luces del teatro. El futuro hablará por si solo 😉

El año pasado recibiste el premio a mejor actor del Notodofilmfest. ¿Ha servido el premio como plataforma de tu trabajo?

Sin duda “A rastras” ha sido, con “La Belleza y yo”, una de las chispas creativas que más felicidad me han traído. El primero en lo profesional y el segundo en lo personal.
Los premios no siempre son justos y muchas veces no sabes si realmente lo mereces con la cantidad apabullante de compañeros talentosos que existen. Pero este, es verdad que me llegó en un momento en el que llevaba tiempo sin trabajar como actor “cobrando”, y fue un subidón ante la posibilidad de que uno mismo puede sacarse las castañas del fuego y, exponerse haciendo lo que ama si crees en ello. Fue precioso, un montón de gente se alegró conmigo (premio extra) e insufló aire para seguir queriendo soñar y crear todo el rato. Por ello siempre estaré agradecido al equipo del Notodofilmfest XI y al jurado de esa edición compuesto por directores a los que admiro muchísimo. Una vez más gracias.

Cartel de "Crystal Wings"

Cartel de “Crystal Wings”

También has ganado el premio al Mejor Videoarte del FECICAM por Crystal Wings. ¿Crees que aún hay mucho que explorar en este país en cuanto a esta disciplina artística?

A menudo cuando enseño alguna obra mía y les comento que es videoarte me preguntan que qué es. Esto creo que responde bastante a la pregunta. Personalmente me apasiona este género donde puedes transgredir todas las normas y mostrar de forma mucho más acentuada inquietudes artísticas en forma y color que te “reconcomen por dentro”. Creo que se deberían dar más a conocer estos formatos, darles mayor difusión en museos étc, pero también podrían vestir muchas pantallas de ciudades haciendo pensar o inquietando el subconsciente del caminante. Queda mucho por explorar, sí. Pero eso es lo más emocionante. Muchas almas que “conquistar”. Empezando por la propia.

Recientemente hemos podido verte en la película “Los amigos raros” de Roberto Pérez Toledo. ¿Cómo ha influido la obra de Roberto en tu carrera?

Es pronto para saber qué caminos se pueden abrir por esta apuesta de Rober. Pero sin duda, a nivel personal, estoy súper agradecido y feliz por poder trabajar con un artista de la talla de Roberto Pérez Toledo. Una persona fascinante donde las haya, que llena de emoción y humanismo cada frase que te hace emitir como autor. Para mí es una de las grandes joyas de este país por dar la campanada. Sobre todo en estos momentos en los que lo que prima es hacer mucho con poco. Roberto es especialista en esto (“Los amigos raros“, rodado express y lowcost da buena fe de ello). Porque como él bien dice “no ve imprescindible hacer fuegos artificiales con la cámara, grúas o grandes producciones, quiere que los actores sean los fuegos artificiales”. Es un director de actores que se preocupa -como nadie- por conocer al elenco del que se rodea. Sólo por eso para mí ha sido un momento clave a nivel profesional venga lo que venga después y venga en base a lo que venga. Creo que todo actor debería aspirar a trabajar con él. Y ojalá yo pueda seguir haciéndolo en más historias suyas.

Como actor hemos podido verte últimamente en cine y televisión. ¿Cuándo podremos ver a Román Reyes en teatro?

Espero que pronto. Hay cosas gestándose pero el tiempo dirá si se concretan.

¿Y alguna obra escrita por ti?

Tengo algún texto empezado y alguna idea difusa pero de momento es pronto ya que estoy en demasiados proyectos a la vez como para poner la energía necesaria. Llegará el momento. Seguro.

¿Cuál es tu sueño en el mundo de las artes?

El sueño ya lo estoy cumpliendo cada día que puedo hacer lo que amo. Después, si consigo vivir de ello, sin duda sería el clímax de la función.

Esta última pregunta es libre, puedes decirle lo que quieras a los lectores de Mi Butaquita.

GRACIAS por invertir este tiempo en conocer a otro simple mortal. Podría decir muchas cosas pero prefiero que lo digan las historias de mis cortos. Así que os dejo uno al que tengo mucho cariño y ya mencioné anteriormente. Plena filosofía de vida que intento preservar cada segundo.

¡Un abrazo “butaquitos”!

Anuncios