Te invitamos a ver “Lagrimas, mocos y sangre”

Cartel de "Lágrimas, mocos y sangre"

Cartel de “Lágrimas, mocos y sangre”

Si hay algo que nos hace más ilusión que contaros nuestras impresiones cuando vemos algún montaje que nos apasiona, es poder invitaros a vosotros, los que nos leéis.

En esta ocasión tenemos una invitación doble para ver “Lagrimas, mocos y sangre” el martes 29 a las 22h gracias al Teatro Lara. Para conseguirla tan solo tienes que escribir antes del domingo 27 a las 23:59h a nuestro correo (mibutaquita@gmail.com) contándonos cuál sería tu “nombre artístico” si te dedicases al boxeo. La respuesta más original se llevará la invitación doble.

Lágrimas, Mocos y Sangre” es la historia de Paquito, un boxeador de finales de los años ochenta, quien tras una prometedora y efímera carrera, acabó como tantos pugilistas, en el olvido. A través de los recuerdos de dos mujeres fundamentales en su vida, va completándose el puzzle que supone la vida de este deportista. Por un lado Vanessa, la novia de juventud de Paquito que aspira a convertirse en una gran actriz; por otro Pilar, la hermana menor de su mejor amigo que sueña con convertirse en boxeadora, como su fallecido hermano.

Sobre las tablas un trío de actores que han demostrado sobradamente su talento, sus generosas aptitudes. Jorge Cabrera da muestras de buen hacer y de una excelente interiorización del personaje, pues está soberbio en su interpretación de Paquito. Jorge está tierno, violento, hosco, torpe y sobre todo inmenso. Por su parte, las partenaires femeninas no se quedan atrás. Irene Arcos da una lección de calidad interpretativa llevando a cabo un doble esfuerzo, pues en cuestión de segundos da un salto en el tiempo, desdoblando su personaje en dos, el de una niña que se quiere comer el mundo, a una mujer a la que el mundo se le ha empachado. Sorprende la madurez que logra en tan poco tiempo, cómo es capaz de mostrar los surcos del alma que dejan los años. Alicia Lobo está sencillamente sensacional en la piel de una mujer tímida con un bagaje agrio, con experiencias vividas que una niña nunca debería vivir. Y todo ello lo muestra de una manera transparente y con mucha convicción, y sobre todo sin caer en la oscuridad que podría haberle dado a este sombrío personaje.

Os dejamos la crítica completa.

Anuncios