Gabriel Olivares: “Soy el resultado de todos los espectáculos que he dirigido”

Gabriel Olivares

Gabriel Olivares

Si sois unos apasionados del teatro como nosotros seguro que ya conocéis a Gabriel Olivares, si no, haced memoria y seguro que habéis disfrutado de alguno de sus montajes entre los que destacan “Burundanga”, “Arte”, “La caja”, “Mi primera vez” o “Venecia bajo la nieve”. Más de una veintena de éxitos forman su curriculum y por eso no hemos querido dejar pasar la ocasión de entrevistarlo para que nos hable de teatro, repasar su trayectoria y conocer en exclusiva sus nuevos proyectos como por ejemplo “En el baño”.

Eres uno de los directores de teatro con mayor número de éxitos reconocidos por público y crítica. ¿Cuál es el secreto?

Rodearme de las mejores personas y formar equipo. Y convertir este trabajo en una forma de vida.
Aunque vienes del mundo del cine has enfocado tu carrera hacia el teatro. ¿A qué se debe?
Realmente no tenía mi carrera enfocada al cine. Siempre he tenido mi corazón dividido entre el teatro y el cine. Es verdad que ahora, el teatro ocupa mucho espacio, pero por ejemplo, en septiembre estaré rodando mi primer largometraje como director.

“Mi primera vez” que trajiste del Off de Broadway, supuso una revolución teatral. ¿Cómo fue el proceso de adaptación de la obra y enfrentar al público a una función cargada de sexo sin tapujos?

Fue uno de los procesos más divertidos que hemos tenido nunca. La primera parte de los ensayos fue un taller con los actores y todo el equipo para dar forma a la función. Fue un viaje único que me demostró que el trabajo en colaboración, con una organización horizontal y sin jerarquías, es la mejor forma para crear.

También dirigiste la adaptación francesa de esta obra. ¿Cómo surgió y qué tal fue la experiencia?

Los productores franceses vieron la función en Madrid y me llamaron. Fue muy diferente al proceso de crear la versión española, porque en Francia querían exactamente el mismo espectáculo que hicimos en España. Así que hubo menos investigación y más ensayos. Aunque no hablaba nada de francés fue una experiencia única. El espectáculo estuvo dos temporadas en París y pasó por tres teatros.
Tu curriculum está cargado de comedia. ¿Te sientes más cómo haciendo este género? 
Mis dos últimos espectáculos “Última Edición” y “Verónica” son un thriller y una de terror respectivamente. Y me he sentido igual de apasionado que dirigiendo comedia. Cada espectáculo es único, sea cual sea su género.

Te has puesto al frente de grandes clásicos como “La importancia de llamarse Ernesto” y “El enfermo imaginario”. ¿Es más difícil como director enfrentarse a los clásicos y adaptarlos?

 Me he asomado a esas funciones con la misma curiosidad y ganas de jugar que a textos contemporáneos.
Cartel de "Burundanga"

Cartel de “Burundanga”

Uno de tus mayores éxitos hasta la fecha es “Burundanga. ¿Qué tiene la obra para seguir llenando después de tanto tiempo?

Eso sí que es un secreto…

Hay obras como “El extraño viaje” que nunca llegaron a la capital después de una gira por España. ¿Cuál es el motivo?

Cada función es un mundo y tiene una vida y recorrido determinados. Madrid es muy importante para las obras, pero hay más vías de exhibición.
Vemos sexo y amor en tus obras, como “El día del padre”, “Se quieren”, “Monólogos de la vagina”, “Mi primera vez”, “Una boda feliz”. ¿Crees que son los dos ingredientes fundamentales que llevan al público al teatro?
Nadie sabe qué es lo que lleva al público.  Aunque creo que cada día las propuestas teatrales son más interesantes y eso el público lo percibe.
Si tuvieras que elegir, ¿prefieres dirigir un texto de otro autor o los tuyos propios?
Ahora mismo disfruto mucho haciendo espectáculos de creación en un taller que he montado con un grupo de actores. Espero que en los próximos meses se pueda ver alguno de los espectáculos que estamos creando allí: “El Debut”, “Tierra Trágame”,…
“Sin paga nadie paga”, “Historia de 2”, “La caja”, “Arte” o “Venecia bajo la nieve” llevan tu sello. ¿Qué piensas cuando ves tantas producciones a tus espaldas?
La verdad es que no me he parado a pensarlo. Prefiero vivir en el presente. Aunque evidentemente soy el resultado de todos y cada uno de los espectáculos que he dirigido.
 
“Última edición” y “Pioneras” se encuentra de gira por todo el país. ¿Cuándo llegará a la capital?
“Última Edición” espero que para la temporada que viene. Es un espectáculo diferente a lo que había hecho hasta ahora, tanto en el fondo como, sobre todo, en la forma. “Pioneras” seguirá de gira durante un tiempo.

Te has lanzado de lleno al teatro de terror con “Verónica”. ¿Es difícil poner sobre el escenario una historia de miedo con la que asustar al público?

Es muy difícil, pero para todos los involucrados en “Verónica” es un reto único. Cada día aprendemos algo nuevo sobre cómo crear miedo en el patio de butacas.
Cartel de "El nombre"

Cartel de “El nombre”

El 26 de abril también estrenas “El nombre” con Amparo Larrañaga y grandes cabezas de cartel. ¿Qué se va a encontrar el público?

Uno de los textos más originales y brillantes que he leído últimamente, y a un grupo de actores en estado de gracia. Estoy intentando crear en los ensayos las circunstancias para que todos saquen lo mejor de sí mismos y lo mejor de este texto. A veces creo que ese es mi trabajo principal como director: crear las circunstancias para que “algo” ocurra sobre el escenario. Cuando digo “algo” me refiero a esa cosa que no se puede tocar y que se llama teatro.

Sabemos que estás preparando una producción propia que se llama “En el baño”. ¿Qué nos puedes adelantar de este proyecto?

Es una comedia francesa escrita por Astrid Veillon (a la que dirigí en Francia en “Mi Primera Vez”). Cinco mujeres metidas en un cuarto de baño durante la fiesta de cumpleaños de una de ellas. Comedia de situación que estoy intentando poner escena de una manera poco convencional. A partir del 23 de mayo convivirá con “El Nombre” en el Teatro Maravillas. El reparto es de lujo: Marta Fernández-Muro, Marian Aguilera, Goizalde Núñez, Roser Pujol y Eva Higueras.
Anuncios