La tentación

Cartel de "La tentación"

Cartel de “La tentación”

Una vez más nos acercamos hasta Microteatro por dinero para indagar en la programación de este mes, que en el caso de marzo se enmarca bajo el tema “por ellas”. Como era de esperar, la cartelera de este espacio estaba plagada de piezas dedicadas al mundo femenino, y como no, con un sugerente cartel de actrices, aunque también de actores.

Debido a la falta de tiempo, solo pudimos disfrutar de una de las obras, y fuimos afortunados al descubrir “La tentación“, escrita por Auxi Barea, dirigida por Diego Sabanés e interpretada por Iñaki Díez y Laura Río.

Cuenta la historia de Marta, una recatada mujer que, ante la irresistible tentación de la carne, decide llamar a un nuevo servicio de confesión llamado Papa-Phone. Lo que comienza como una de tantas llamadas fallidas a los modernos servicios telefónicos en los que atiende una máquina, termina con la aparición de un cura en su casa que tratará de resolverle la duda de Marta ante un pecado muy concreto. Pero nada saldrá como esperan, ni para ella ni para su confesor.

Partiendo de esta sinopsis, uno no puede sino esperar una obra en la que la carcajada sea continua, y las expectativas se cumplen gratamente. Pero “La tentación” no solo se queda en unos quince desternillantes minutos sin más, pues muy sutilmente y con la ayuda de la comedia, como casi siempre ocurre, el texto va marcándose algunas pullitas hacia algo tan consolidado en la Iglesia católica como es el tema de la expiación. ¿Cualquier cosa se perdona mediante la imposición de una penitencia? Y lo que es peor, ¿por qué la Iglesia condena actos de amor? Uno debe permanecer atento al significado de las palabras que los chistes encierran. Además, la pieza aborda otros temas como la dificultad de liberarse, de decisión, de mujeres pacatas educadas en el servilismo.

Bravísimas las interpretaciones de ambos actores, aunque acorde a la temática mensual, destaca la maestría de Laura Río quien da buena cuenta de una vis cómica que hasta ahora no habíamos podido ver. Su personaje hizo que el respetable no parase de reír en el pase al que asistimos, y es que está tremendamente graciosa. Si bien es cierto, que igual de admirable es el ejercicio de contención de su partenaire masculino Iñaki Diez.

En definitiva, una historia singular muy divertida y con grandes dosis de buen hacer interpretativo. Puede verse en Microteatro desde el 12 de marzo al 6 de abril en varios pases cada día.

Anuncios