Dos de micro, por favor

Hoy queremos hablaros de dos piezas que se representan en Microteatro por dinero dentro del Gastrofestival que se celebra durante dos semanas bajo la temática “Por los fogones”. Dicho esto, os presentamos el menú: perritos calientes y ensalada.

LA FLOR DE ALBACETE

Imagen de "La Flor de Albacete"Es una microobra de teatro que narra la historia de Flor, una joven albaceteña comedora de perritos calientes. Sí, comedora de perritos calientes, la mejor en su  categoría de hecho (53 perritos en 10 minutos, ¿se atreverían?)

Esta es la sinopsis de esta pieza que firma Daniel Llull y que dirige José Luis Sixto junto al equipo de “Superman de postre”, obra que el verano pasado se convirtió en uno de los éxitos de Microteatro.

La Flor de Albacete” es una tragicomedia con vestuario y escenografía circenses que invita a la reflexión sobre los límites que se marca el ser humano para lograr la consecución de sus sueños, de la dependencia que éstos tienen sobre nosotros. Pero además se vislumbran otros temas como la manipulación o el sometimiento de los débiles hacia los fuertes, pero a veces no tienen por qué ser los demás.

 

Interpretada con maestría por Enrique Asenjo y Mery Cabezuelo, esta surrealista obra nada entre el sueño y el delirio, entre la realidad y la locura.

LECHUGA

Cartel de "Lechuga"

Cartel de “Lechuga”

Un aburrido y antipático Chef y una actriz de moda invitada al programa de cocina menos visto de la televisión. El miedo a lo desconocido, a lo nuevo,a lo diferente, a cambiar, será el motor constante de nuestra historia.. Dos desconocidos en un frío plató de televisión, con un sencillo propósito: preparar una simple ensalada de lechuga.

Víctor González y Thais Curià interpretan “Lechuga”, una pieza que no es sólo danza, tampoco es sólo teatro. El equipo la define como comedia en movimiento, donde la palabra es anecdótica pero imprescindible y el movimiento ayuda a explotar el espacio teatral  investigando en la manera de narrar.

Mercè Grané y Sara Pérez escriben y dirigen esta microobra a la que acompañan muchísimos elementos, percusión corporal y ambiental, alimentos que sirven de atrezzo, cuchillos afilados que a su vez son el vehículo para contar la historia…

Lechuga” es para reír, y pensar, y llorar….y entendernos. Pero no se equivoquen,  es una historia de amor de las de toda la vida ¿o qué esperan de un espectáculo que se llama LECHUGA?

Anuncios