Conoce “El amargo despertar de Voren Jauns”

Con ganas de descubrir algo distinto y sin saber muy que íbamos a encontrarnos, nos fuimos el pasado sábado a descubrir la Sala Nada, un nuevo espacio en el barrio de La Latina que desconocíamos hasta el momento. La obra que nos cautivó fue “El amargo despertar de Voren Jauns”, la historia de un escritor que  no consigue encontrar la inspiración para terminar su última novela, El albaricoque carmesí. En mitad de la noche se despierta y encuentra a una musa muerta en su propia habitación. A partir de ahí, el actor Gustavo Van Lee, autor y actor de la obra, se marca un brillante monólogo que nos invita a reflexionar sobre lo que somos y lo que queremos hacer, pasando por temas como el éxito, el sexo o la mitología, acercándonos al mundo del protagonista. Un texto difícil e inteligente donde se suceden los saltos de la comedia al drama en cuestión de segundos y de los que sale victorioso provocando la carcajada del público. 

Hay que reconocer la gran labor de Luis Liñares, el director, que se ha atrevido a dirigir esta obra tan compleja y guiar a Gustavo para que su papel brille y el ritmo de la función no decaiga en ningún momento.

Cartel de "El amargo despertar de Voren Jauns"

Cartel de “El amargo despertar de Voren Jauns”

Por ello hemos querido entrevistar al actor Gustavo Van Lee, para que nos cuente de primera mano todo sobre este montaje que no te va a dejar indiferente.

Eres el autor y actor de este monólogo.¿Cómo surgió el proyecto?

Gustavo Van Lee: Bueno, la verdad es que me gusta mucho escribir. Tenía varios textos propios que requerían de un montaje colectivo y como en ese momento no contaba con actores decidí escribir algo que pudiera interpretar yo solo. La idea que subyace en el texto sí que la venía rumiando desde hace un par de años ya.

¿Qué se va a encontrar el público?

G.V.L: Pues, no estoy seguro. Lo he escrito buscando una reflexión salpicada de humor y comedia. Lo que sí van a encontrar seguro es un personaje un tanto peculiar y la posibilidad de seguirlo en sus desvaríos. Creo que se divertirán.

La obra tiene la dificultad de que al estar solo en escena tienes que aguantar durante más de una hora tú solo. ¿Es un reto como actor?

G.V.L: Sí, un reto enorme. Jamás pensé que sería tan compleja la puesta en escena del texto. Como autor, cuando lo escribía, no era consciente de que luego debería interpretarlo. Me dejé llevar por la inercia del personaje. Es un personaje muy complicado de cabalgar, si me permitís la expresión, pero el director de la obra, Luis Liñares, con quien colaboro muy a menudo, tiene mucha paciencia y me ha guiado adecuadamente durante el proceso.

El montaje tiene un ritmo rápido que salta del drama a la comedia con facilidad. ¿Cómo te enfrentas a esos cambios constantes?

G.V.L: Con el apoyo de Luis. En cuanto terminé la escritura supe que necesitaba un director y pensé que él sería perfecto para ayudarme a afrontar la volatilidad del personaje. Comprendió muy bien a Voren y realmente creo que sin él yo no podría interpretarlo. Los cambios de registro tan rápidos son mareantes. Los ensayos han sido complicados pero muy divertidos, algunos deberíamos haberlos grabado.

Se hace mucha referencia a la mitología. ¿En qué influye esto en el personaje?

G.V.L: El personaje es un hombre de letras y ha interiorizado mucho los mitos. Observando su estructura ha llegado a comprender que tienen una grandísima coherencia y encierran un conocimiento sorprendente. La mitología griega contiene conflictos, relaciones y soluciones que anunciaron el gran salto que supuso la filosofía griega en el pensamiento humano.

La obra tiene un amplio fondo para hacer reflexionar al espectador. ¿Qué pretendes mover en las consciencias como autor?

G.V.L: Hay una frase que resume lo que quiero decir. Donde pones la atención, pones la energía. Controlar nuestra atención, ser conscientes de nosotros mismos, de lo que hacemos y por qué lo hacemos.

La sala Nada acaba de abrir en pleno barrio de La Latina. ¿hay un “boom” de teatro más alternativo alejado de las grandes salas?

G.V.L: Sí, y la verdad es genial. A veces no nos damos cuenta de que hacer las cosas tiene un valor en sí mismo más allá de que salgan bien. Son acciones que se convierten en recuerdos y que nos cambian. Así que a todos los “locos” que se lanzan a esto os digo que, pase lo que pase, es un buen tiempo en vuestras vidas, disfrutadlo. Y al público os pido que sigáis apoyando a las salas alternativas.

Por último, nos has comentado que estás preparando nuevos proyectos. ¿Qué nos puedes contar?

G.V.L: Estoy en pleno proceso creativo con Luis para tres proyectos más. Uno quizá vea la luz muy pronto, por ahora no puedo decir más.

Un saludo/abrazo/beso a todos vuestros lectores.

Acércate a conocer a Voren Jauns todos los sábados de noviembre y diciembre a las 22h. en la Sala Nada (C/Santa Ana.6 . Metro: La Latina). Comprar entradas

Anuncios