Historias efímeras que permanecen

Cartel de "Tú no, princesa"

Cartel de “Tú no, princesa”

Tras agotar entradas en su primera temporada el pasado verano, regresa a la cartelera madrileña “Tú no, princesa” el próximo 1 de noviembre.  Una obra que nadie debería perderse en un marco inmejorable, por eso os dejamos la crítica que hicimos en su momento:

¡Cómo nos gusta la gente que propone nuevas formas de hacer teatro!

Este es el pensamiento que tuvimos después de ver “Tú no, princesa” en la peluquería Garret, gracias al proyecto Teatro Efímero. Lo segundo fue: ¡Qué buena! Lo sabemos, decir esto suena fácil, pero qué queréis que os digamos, es lo que pensamos, y escribirlo con una frase más elaborada sería caer en la pedantería.

El salón de belleza Garret, situado en pleno barrio madrileño de Chamberí, alberga ese encanto de las peluquerías de los ochenta. La magia de tantas mujeres que a lo largo de más de 30 años se miraron en sus espejos, se sentaron a secarse, a cardarse. Señoras que ahora dejan paso a estas tres mujeres que cuentan algunas de esas posibles historias que han pasado por Garret a lo largo de tres generaciones. Olga

Iglesias Durán escribe y dirige, junto a Chos, una historia tierna, dura, cómica y triste a partes iguales, pero sobre todo, una historia que habla de la valentía de mujeres que no lo tuvieron fácil. “Tú no, princesa” cuenta los sentimientos, los anhelos y los deseos de tres mujeres, cada una diferente, pero con un nexo en común, cumplir sus sueños y sobrevivir.

Imagen de "Tú no princesa"

Imagen de “Tú no princesa”

Anita del Rey es Alba, una niña a la que vemos crecer a lo largo de los 60 minutos de función y cuyo mayor sueño es triunfar y conseguir la fama. Anita dibuja un personaje que evoluciona en muchos aspectos y se estanca en otros, pero que en ambos casos interpreta con sutileza. Hace que el público la ame y la odie a partes iguales, y eso lo consigue porque sabe hacer drama y comedia, y pasar de una a otra con facilidad. Pese a su juventud, Anita del Rey demuestra tablas, pues lleva ya unos añitos demostrando que esto del teatro es lo suyo.

Juliana Sesmero interpreta a Alfonsi, una madre que experimenta un cambio brutal a lo largo de la obra, y no solo físicamente. Juliana sabe plasmar ese cambio que sufren muchas mujeres a medida que pasan los años, esa tristeza que se apodera de sus caras por no haber podido hacer realidad sus inquietudes, por el cansancio de tirar de los hijos, de un hombre al que no aman, y en definitiva, de apoyar y no sentirse apoyada. Imagen de "Tú no, princesa"

El plato fuerte de la obra, bajo la humilde opinión del que escribe, lo pone Jaime Zataraín en el papel de Carla. Jaime no puede hacerlo mejor interpretando a la dueña del salón de belleza, ni le sobra, ni le falta. En ningún momento cae en el cliché ni en la caricatura. Sería fácil calzarse unos tacones, ponerse una peluca y parodiar a una travesti, pero Zataraín es una mujer, una mujer que sufre porque su pareja no se acepta, una mujer que quiere salir adelante y salir a ver mundo.

Todo esto aderezado con la escenografía propia del lugar y el paso del tiempo marcado por un viejo calendario, unas cuantas pelucas y un vestuario que hace recordar que cualquier tiempo pasado no fue mejor. Curiosas las dos entrevistas televisivas que sirven para separar los tres actos, atentos porque no tienen desperdicio.

Del 1 al 25 de Noviembre. C/Juan de Austria 16, 1ºizq.  Jueves y viernes a las 20h, sábados a las 20h y a las 21:30h y domingos a las 20h. Aforo limitado a 25 personas, imprescindible reservar (email: reservas@teatroefimero.com, tlf: 606 35 93 05).

Anuncios