Las noches de acero dan la cara

Noches de acero“, la obra que nos enamoró en Garaje Lumiere, regresa al hall del Teatro Lara los días 20 y 27 de abril, 4 y 11 de mayo a las 23h. Hablamos con sus protagonistas, que nos reciben en un precioso restaurante, “Maricastaña” donde hacemos, además, el reportaje fotográfico. Laura Río, Juan López-Tagle, y Saúl F. Blaco, autor de la obra, nos hablan sobre su vuelta y demás asuntos.

Laura Río y Juan López-Tagle. Imagen: Mi Butaquita

Laura Río y Juan López-Tagle. Imagen: Mi Butaquita

¿Qué se va a encontrar el público que venga a ver “Noches de acero”?

Laura: Se va a encontrar una historia de amor e intriga, y quizá se pueda sentir reflejado con lo que les pasa a alguno de estos dos personajes.

Juan: Un thriller en teatro, con dos personajes viviendo una situación casi surrealista, donde uno de ellos está en una situación al límite y otro le propone una posible solución.

¿Cómo os llegó la historia de Noches de acero?

Laura: Saúl y yo ya nos conocíamos desde hace un tiempo, y como yo sabía que él escribía, y él sabía que yo era una actriz en busca de trabajo, decidimos no esperar más y montar una obra desde cero. Y así fue cómo surgió “Noches de acero”.

¿De dónde surge la idea?

Saúl: Pues una noche estaba viendo un combate de boxeo y empecé a imaginar la historia de un boxeador en una habitación encerrado, empecé a escribir de una manera caótica y a contar lo que pasaba en esa habitación.

¿Qué os atrajo del texto?

Laura: Más que del texto lo que me atrajo fue el personaje de Isabela, sobre todo la dificultad, porque yo soy absolutamente opuesta a ella, así que fue el reto lo que me atrajo.

Laura Río. Imagen: Mi Butaquita

Laura Río. Imagen: Mi Butaquita

La obra habla de una peligrosa solución ante una situación límite, ¿Creéis que la crisis está obligando a la gente a tomar alternativas desesperadas?

Juan: Este tipo de alternativas no creo que estén existiendo, podría ser, pero en caso de que existiera no nos enteraríamos por la prensa. Pero sí creo que la crisis está llevando a algunas personas a situaciones parecidas a las de Bosco.

Saúl: Sí creo que está llevando a la gente a situaciones desesperadas, pero lo preocupante es que estamos acostumbrándonos a estas situaciones.

¿Cómo es el personaje de Isabela?

Laura: Es como una femme fatale, es una mujer muy segura de sí misma a la que le han hecho daño en el amor. Realmente hay dos Isabelas, una es la que juega sus cartas, y después está la otra Isabela que despunta cuando le hablan de cosas más viscerales.

¿Qué supone para el personaje de Bosco la llegada de Isabela?

Juan: Él lo dice en un momento de la función “parece que estoy vendiendo mi alma al diablo”. Parece precisamente esto, que Isabela es el diablo que viene a proponerle un trato.

Empezasteis en Garaje Lumiere y prorrogáis ahora en el Hall del Teatro Lara, ¿Cómo lo habéis vivido? 

Laura: Con mucha alegría, porque soñábamos con estar en el Hall del Lara. En Garaje Lumiere fue estupendo y estuvimos como en casa, pero lo del Lara ha sido un “subidón”.

Juan: Pues empezamos con cuatro o cinco fechas en Garaje, luego volvimos cuatro meses después, lo que supuso una sorpresa. Pero la gran sorpresa fue cuando al Teatro Lara le pareció conveniente darnos unas fechas,  después prorrogamos y ahora volvemos.

Saúl F. Blanco. Imagen: Mi Butaquita

Saúl F. Blanco. Imagen: Mi Butaquita

¿Tiene la obra algo de crítica sobre esta situación?

Juan: Tiene algo de ese “reflejar” la situación actual, más que de realizar una crítica, pero en realidad es un contexto sobre el que desarrollar la historia.

Saúl: No, no pienso en escribir para reivindicar nada, solo me puse a escribir la historia de estos dos personajes sin mayor ambición.

¿Cómo ha sido el proceso?

Saúl: Yo he estado un poco más alejado al ser el autor, pero como los tres somos productores sí que he podido vivirlo. A veces estamos enfadados, a veces tienes 33 mensajes del grupo de “Noches de acero” de Wassap y no los abres, pero luego nos vemos y nos damos un beso.

¿Qué aporta estar tan cerca del público como es el caso de este Hall?

Juan: Es algo que hace que la intimidad de estos dos personajes se vea aumentada al tener el público encima. Genera un entorno opresivo que le va muy bien a la historia.

Laura: Sí que es verdad que la primera función nos impuso mucho, pero a lo largo de estas funciones me he dado cuenta de lo que aporta. Cuando estuvimos en el Teatro Echegaray de Málaga, notábamos que nos faltaba algo, la respiración del público, la cercanía.

¿Con qué sueña Laura Río como actriz?

Sueño con vivir de mi profesión. Soy actriz y trabajo en cosas que me hacen estar activa, pero por desgracia no me permite pagar el alquiler, así que sueño con vivir de ello.

¿Y Saúl?

A vivir de ello como dice Laura. Obviamente si me dijeran de irme a EE.UU y ganar 20.000€, diría que sí. Siento que me adapto a estar en la ruina, pero también estaría mucho mejor nadando en la abundancia.

Laura Río y Juan López-Tagle en "Noches de Acero". Imagen: Adrián Fernández

Laura Río y Juan López-Tagle en “Noches de Acero”. Imagen: Adrián Fernández

Laura, estuviste en “El camino de los ingleses” ¿Cómo fue trabajar a las órdenes de Banderas?

Laura: Tengo un papel muy pequeño. Yo estaba en la escuela y cuando me enteré de que Banderas rodaba en Málaga me empeñé en que yo tenía que estar allí. Fue precioso, porque yo he crecido con Banderas, y que encima fuera en Málaga para mí fue alucinante.

Juan, recientemente has dirigido “Mucho ruido y pocas nueces”, ¿Cómo ha sido la experiencia?

Ha sido la experiencia más importante en mi carrera, porque ha sido dirigir a un equipo muy grande y joven al que les propuse un tipo de trabajo con la palabra. Y encima tener un cierto éxito, hasta el punto de ir al Festival de Almagro, ha sido una gozada.

¿Algún próximo proyecto?

Saúl: Pues entre otras cosas estoy escribiendo una obra para que Juan la interprete junto a Nacho Aldeguer y Joan Marí.

Juan te has puesto detrás del escenario de nuevo con Pijamas en Garaje Lumiere. ¿Qué nos vamos a encontrar?

Pijama es un encargo que me han hecho, el texto me gustó y me decidí a dirigirlo. Es una comedia sencilla que no trata de dar ninguna lección y que pretende hacer pasar un buen rato a través de tres personajes que viven situaciones tipo sitcom.

Laura Río y Juan López-Tagle en "Noches de Acero". Imagen: Adrián Fernández

Laura Río y Juan López-Tagle en “Noches de Acero”. Imagen: Adrián Fernández

Esta última pregunta es libre, así que contad a los lectores de Mi Butaquita lo que queráis.

Juan: Tengo la necesidad de decirle a la gente que acuda al teatro. En España estamos todavía por debajo, y más ahora con la subida del IVA. Animo a todos a ir al teatro a disfrutar, no a criticar, ni a dar lecciones, sino a disfrutar de la vida.

Laura: Yo quiero decir que estoy encantada de interpretar a Isabela porque en mi vida diaria no voy por ahí con tacones de aguja, y me lo paso tan bien con los taconazos y la “pistolaca” que me han dado…

Saúl: Yo no sabía qué hacer con mi vida hasta los 26 años, un día me encuentro con Laura Río en un hotel y me pone encima de la mesa el porqué no escribo si me gusta este mundo. La conclusión de todo esto es que las mujeres traen cosas buenas de vez en cuando.

Anuncios