Nico Romero, imparable

Como ya sabéis, en Mi Butaquita nos encanta descubrir actores nuevos, actores que aunque jóvenes consiguen hacernos creer que estamos ante un grande, y que durante un rato de teatro hacen que olvidemos que están empezando.

Es el caso de Nico Romero, al que gran parte del público conoce por su participación en la serie Bandolera (Antena 3), pero al que nosotros tuvimos el placer de descubrir en una pequeña pero emotiva obra llamada La noche de Massiel. Tiempo después coincidimos con él, de nuevo en Microteatro, en Delirio y salimos convencidos de estar ante un actor de los que darán que hablar, aunque esta coletilla esté muy manida.

La amabilidad de este joven actor ha hecho que hoy podamos conocerle mejor a través de esta entrevista, donde nos cuenta más sobre sí mismo y en los proyectos en los que anda metido, el más reciente ¡Qué nadie se mueva!, del que ya os hablamos en Mi Butaquita.

nico romero

Nico Romero

Para todos aquellos que no te conocen todavía, ¿Cómo es Nico Romero, el chico que deja Cáceres para venir a Madrid y cumplir su sueño?

Siempre me ha parecido difícil definirse a uno mismo, pero bueno, soy un chico muy normal. Por decir algo diría que me gusta disfrutar de cada cosa que hago.

Queremos empezar hablando de ¡Qué nadie se mueva! ¿Qué nos puedes contar de la obra y de tu personaje?

Es una obra de amigos, hecha con gente de la escuela donde estudié, llevamos bastante tiempo intentando sacarla y por fin la tenemos. La obra trata de un teatro en el que aparece un misterioso cadáver y aparecen los cuatro cuerpos principales de seguridad del Estado e intentarán cada uno quedarse con el caso. Tienen que averiguar quién es el muerto y a quién le corresponde el caso. Con esta premisa se desarrollará una crítica en tono de comedia a la situación actual de nuestro país. Mi personaje es Pep LLorens, un Mosso d’esquadra catalán bastante sabidillo y engreído. La verdad es que me encanta el personaje, es muy divertido de hacer. La obra no es realista, así que los personajes son llevados al extremo. En mi caso hago de catalán y no lo soy lo cual ha sido un trabajo extra, aprovecho para pedir disculpas por mi acento catalán a todos los catalanes que vayan a ver la obra, jajaja.

El argumento es muy original y divertido en estos tiempos en los que España parece estar muy dividida. ¿Crees que el teatro debe reflejar la realidad y hacer humor de forma crítica e irónica?

que nadie se mueva

Imagen promocional de ¡Qué nadie se mueva!

Creo que el teatro como cualquier arte a veces debe ser una opción para evadirse de los problemas y la realidad, para relajarse y otras debe representar la situación histórica del momento, poner voz a lo que está pasando. Por el teatro, el cine, música, pintura, etcétera conocemos las diferentes épocas históricas. Pero siempre para disfrutarlo.

Parece que ahora la cultura es un artículo de lujo con una subida del IVA al 21 %. ¿Crees que esto dificulta el acceso al público y al desarrollo de nuevos montajes?

Pues sí. No todo el mundo puede permitirse pagar ese dinero para ir al cine, por ejemplo, entre transporte, entrada, parking y tal, ya vemos el gasto que supone a una familia ir al cine. Creo que si la cultura deja de ser accesible para todos y se convierte en artículo de lujo al que sólo algunos pueden acceder, mal vamos. Es una pena. Y por otro lado va menos gente, se generan menos ganancias, es más difícil arriesgar, apostar por gente nueva, proyectos menos comerciales. Aunque por otro lado existe una doble cara, la falta de medios agudiza el ingenio y te encuentras con cosas realmente buenas hechas con lo que hay.

cuento de verano

Cartel de la película Cuento de Verano

Con la última película que has rodado Cuento de verano habéis recurrido a Verkami para poder sacar adelante el proyecto con la ayuda de la gente. Tal como están las cosas ¿es una salida que el público se involucre con vuestro trabajo para sacarlo adelante?

Creo que el crowfunding no es una solución ni una alternativa. Es un parche. Es una manera de sacar adelante proyectos menos comerciales gracias a la ayuda de la gente. Es de agradecer que la gente te ayude y se vuelque con los proyectos, miles de gracias a todos los que ayudaron a Cuento de Verano porque sin su ayuda no habríamos hecho nada, pero bastante tiene ya la gente con pagar su entrada en el cine como para encima tener que financiar la peli. Además todas estas aportaciones tan generosas ayudan a que la peli más o menos pueda ver la luz, pero desde luego la gente que dedica toda su ilusión, todo su esfuerzo y su talento en los proyectos no cobran. Nadie ha cobrado un solo euro en la peli y esto es un arte, pero es un oficio del que viven familias y si no puedes vivir de ello deja de ser un trabajo para convertirse en una afición, así que no, no me parece una solución.

Hablando de Cuento de Verano, en ella interpretas a Olmo, un descarado vecino enamorado del personaje de Rubén Ochandiano. ¿Qué nos vamos a poder encontrar en la película?

Cuento de Verano ha sido una experiencia brutal para mí, poder trabajar a las órdenes de Rubén y Carlos ha sido un lujo. Me tienen ganado, jeje. Y ya no te cuento poder currar en escena con Manuela Velasco o el propio Rubén, estar en un mismo proyecto que Toni Acosta, Irene Visedo, Álex Gonzalez…Todo el equipo se ha dejado la piel y confiamos mucho en las posibilidades de la peli a pesar de ser un proyecto humilde. Cuento de Verano trata sobre la soledad y el amor, el aprendizaje a amar, a uno mismo primero y a los demás. Ya la veréis.

nico romero

Nico Romero

Hemos podido verte dos veces en Microteatro, un nuevo y original concepto de hacer teatro para pocos espectadores y a escasos centímetros de los actores. ¿Cómo ha sido para ti la experiencia?

Yo recomiendo a todos mis compañeros que si tienen la oportunidad hagan algún micro. A mí me encanta, tanto como actor como espectador. Es una experiencia diferente, no es cine y no es teatro, es una mezcla.

Al estar tan cerca del público, ¿es más fácil despistarse o sientes la energía del público con sus reacciones de primera mano y eso te anima más?

Es un reto, porque es cierto que tienes que estar muy concentrado, muy atento a tu compañero que es lo más importante para no salirte, a veces tienes que improvisar, surgen imprevistos,  pero también es cierto que tenerlos tan cerca crea un vínculo especial con ellos. Para mí el micro ha sido puro aprendizaje. Y son muchos pases, es el reto de hacerlo una y otra vez en muy poco espacio de tiempo, aprendes en cada pase. A mí personalmente me encanta.

En la noche de Massiel, interpretabas al hijo de los criados que se enamoraba del hijo de los señoritos. La obra empezaba cuando se abría la puerta de la sala 1 y dos jóvenes amantes se besaban y desnudaban a espaldas de sus padres. Que recuerdos tienes de esta bonita historia que tanto emocionaba al público? ¿alguna anécdota?

Tengo recuerdos muy bonitos porque fue mi primer micro, hubo muy buen ambiente y seguimos en contacto con todos los chicos de las otras salas. Era una obra muy arriesgada, pero preciosa para los actores, había millones de cosas por las que pasaban los personajes. Una anécdota, por ejemplo hubo un pase al que vinieron solo tres personas de los cuales dos eran un matrimonio muy mayor, la mujer nada mas empezar cuando vio que dos tíos empezaban a besarse se puso en una esquina de cara a la pared y se pasó la obra completa de espaldas a nosotros.

Nico Romero

Nico Romero

Por cierto, hemos leído en Twitter que La noche de Massiel volverá. ¿Es cierto? Siempre hemos pensado que podría dar mucho juego esta historia si se convirtiese en algo más largo.

¡Sí! Vuelve, están haciéndolo en Leganés, yo no estoy porque me ha coincidido con Que nadie se mueva, y me da mucha pena, espero volver a tener la oportunidad de estar en la Noche de Massiel. Marcelo, que es el autor, siempre tuvo presente hacer la obra larga. A mi me encantaría.

Tanto te gustó Microteatro que repetiste con Delirio, una alocada y divertida comedia en la que eras un sufrido actor con su alocada fan. Lo que pudimos reírnos, ¿como fue esta nueva experiencia en Microteatro al ser una comedia y la anterior un drama?

Pues no tenia nada que ver, era una comedia negra y fue muy divertida hacerla. Había gente que se partía de risa y gente que alucinaba con lo que estaba viendo, era violenta de narices y la verdad es que fue un éxito de taquilla. Fue una bonita experiencia currar con Irene Rubio y Silma López. Y que me dirija Rubén Ochandiano es un aprendizaje constante. Escucho mucho todo lo que me dice, me parece un tío con muchísimo talento. Era por el Aniversario de Calle 13 y la verdad es que teníamos al lado obras buenísimas, compañeros geniales. Siempre he coincidido con gente que crea buen ambiente allí.

Nos acabamos de enterar de que a principios de 2013 acaba Bandolera, tu gran salto a la televisión, ¿Cómo fue?

nico romero

Nico Romero

Bandolera…qué te voy a contar…no puedo haber tenido más suerte de haber empezado en televisión en una serie como ésta. Diaria, con un volumen de trabajo y un nivel diario de exigencia enorme.Y encima el ambiente es genial, prometo que no lo digo por decir, en mi vida pensé que me fuesen a tratar con tanto cariño desde el principio, me han ayudado muchísimo y me han enseñado desde el primer al último día. Y encima me llevo a algunos de los que hoy son mis mejores amigos.

Te hemos visto en cine, teatro y televisión. ¿Qué proyectos que se puedan contar tienes a la vista?

Pues además de Que nadie se Mueva pronto empezaré los ensayos de Antígona, producida por el Teatro Español y dirigida otra vez por Rubén Ochandiano. Se representará en la sala grande del Matadero a partir del mes de febrero. Estoy deseando empezar.

Muchas Gracias por dedicarnos tu tiempo y ser tan amable siempre con Mi butaquita.

Gracias a vosotros por el interés y el cariño con el que siempre me tratáis.

Desde Mi Butaquita queremos agradecer a Nico Romero la amabilidad y el cariño con el que ha respondido a todas nuestras preguntas. Esperamos que todos sus proyectos sean un éxito.

Anuncios