Vuelve a vivir La noche de Massiel

cartel la noche massiel

Cartel de la obra “La noche de Massiel”

Microteatro por dinero cumple hoy miércoles su segundo aniversario, y para celebrarlo van a programar más de 16 funciones de las mejores obras que han pasado por sus salas. Algunas de ellas, incluso se representarán en la calle a partir de las 19:30, todas gratuitas hasta completar aforo.

Nosotros ya os hablamos de una de nuestras favoritas que vuelve hoy día 3 de octubre con un único pase a las 21:30 en la sala 1. No dejéis pasar la oportunidad y acercaos a subir al desván con La noche de Massiel.

Más información sobre esta programación especial en el facebook de microteatro.

Os dejamos la crítica que hicimos en su día:

Nos acercamos a Microteatro por dinero a ver La noche de Massiel, el montaje de Marcelo Soto interpretado por Nico Romero y Mariano Estudillo. Después de esperar la fila para comprar las entradas, esperamos que llamen a la sala 1 para bajar las escaleras y adentrarnos en el pequeño desván.

La escenografía compuesta por un viejo colchón, un tocadiscos, un televisor antiguo y trastos varios,  junto con el reducido espacio de la sala, permite recrear el refugio donde se va a desarrollar la historia.

Estamos sentados encima de una vieja tele, al lado del colchón, somos parte del escenario. Como si fuésemos auténticos voyeaurs esperamos a que la puerta se abra y aparezcan Nico y Mariano, como el hijo de los señoritos y el de los criados. Aprovechan que sus padres están sentados frente al televisor viendo cantar a Massiel en Eurovisión para dar rienda suelta a su pasión. Empiezan a quitarse la ropa y a besarse como dos jóvenes amantes, y hasta ahí podemos contar.

Revolución, sexo, muerte y amor serán algunos de los temas que plantean los personajes en el desarrollo de la historia que nos sorprenderá con un inesperado final.

nochemassiel

Imagen promocional de la obra

Las interpretaciones de Nico y Mariano son brillantes, cargadas de fuerza y sentimiento. Al estar a escasos centímetros de ellos podemos sentir su respiración, ver reflejados en sus ojos y en su cuerpo la tensión de la historia consiguiendo emocionarnos. Todo un descubrimiento por nuestra parte el de estos chicos.

Marcelo Soto ha creado una bonita historia donde reflejar la homosexualidad en tiempos franquistas que consigue atrapar al espectador. Una de las mejores obras que ha pasado por Microteatro hasta la fecha, para nuestro gusto claro.

Anuncios